noticias

 

Lunes, 27 de Abril de 2015 17:16

López Bronchud se presentó: “Vengo con estas dos manos, son dos manos limpias y trabajadoras. Y vienen a cambiar Mislata”

 

Ayer era el gran día elegido para la puesta de largo de la candidatura del Partido Popular de Mislata. En un casino lleno hasta la bandera, el candidato Jaime López Bronchud proclamó que “quienes decían que no llenaríamos se han equivocado” y buena muestra de ello la dieron las personas que no pudieron acceder al recinto donde se celebró la presentación del candidato. Abrió la tarde Félix Crespo, concejal del Ayuntamiento de Valencia y amigo personal de Bronchud quien animó a confiar en él “porque es honesto y eso lo sabemos todos, trabajador y porque cada proyecto que ha comenzado, lo ha llevado al éxito. Con Mislata hará lo mismo”. Vicente Betoret, secretario general del PP provincial, pidió el apoyo para Bronchud por “ser una gran persona, un referente joven y alguien en quien se puede confiar” señalando que “está más que preparado para llevar adelante este proyecto”. También Luis Santamaría, conseller de Gobernación, describió al candidato especialmente su “corazón absolutamente mislatero” y su presencia como “un aire absolutamente renovado en la política, con la el PP tiene más opciones de ganar Mislata, la Comunidad Valenciana y España”.

 

María José Català, portavoz del Consell y Consellera de Educación y Cultura, habló en un tono absolutamente personal de López Bronchud, “cuando conocí a Jaume supe que era de ese tipo de personas que tienen una mirada transparente y cuando le ví sonreír, supe que su sonrisa era de las que no engañan”. Catalá se refirió al candidato popular como una persona “joven, preparada, ilusionada y honesta, el tipo de persona que necesita la política de hoy”. Catalá describió la pasión que “Bronchud siente por Mislata, que se la conoce calle a calle, persona a persona” y señaló que está convencida que “llegará a la alcaldía y cambiará Mislata como los mislateros se merecen”.

 

María José Catalá, antes de pasar a un video que desgranaba parte del programa electoral, quiso finalizar con un símbolo muy aplaudido por el numeroso público congregado. “Sé que Jaume conoce el retablo del Centenar de la Ploma, en él se cuenta la reconquista de Jaume I, y en él hay un detalle de Sant Jordi batallando con el dragón que es todo un símbolo. Un símbolo de que aquí, en Mislata, Bronchud también batallará con el dragón y se convertirá para el pueblo en el Jaume I que necesitamos”.

 

López Bronchud subió al escenario agradeciendo la presencia de tantos amigos incluyendo a Lourdes Bernal, Paco Lledó y Alberto Mendoza, quién le regaló un autobús de cerámica. “Mi buen amigo Mendoza, al que le pediré mi primera reunión cuando sea alcalde, me ha regalado este autobús y sé que cuando gobernemos conseguiré traer otros iguales, pero más grandes y llenos de gente que no quiere vivir aislada”. El candidato popular pidió que “las manzanas podridas se saquen del cesto, caiga quien caiga” en un alegato por la limpieza política y contra la corrupción que arrancó uno de los aplausos más contundentes de la tarde.

 

Bronchud señaló que “el único ruido que le gusta es el de la mascletà” y señaló que “quienes quieren un juego sucio se han equivocado de contrincante”. “Estoy convencido que llegaremos a la alcaldía por nuestro programa, por un proyecto de futuro, con un equipo renovado y porque los mislateros nos merecemos un presente y un futuro mejores” apuntó. El PP presentó a toda la lista y desgranó sus propuestas para Mislata en tres ejes principales: devolver los autobuses de la EMT al pueblo, bajar los impuestos y apostar por el comercio local.

 

López Bronchud apuntó las propuestas con que se presenta a la alcaldía “mis compromisos para mi pueblo”, en Educación y Cultura, Deportes, Bienestar Social, Economía, Comercio y en atención a las personas a las que señaló “como los mejores garantes del cambio”. Bronchud, inició su discurso con una elocuente frase que resumía el sentir del acto en la que aseguraba que lo decía “alto y claro: quiero ser el alcalde de Mislata” y presentó sus propuestas programáticas para conseguirlo.

 

“Yo quiero a Mislata” apuntó “y ahora quiero que Mislata me quiera a mí, porque no tengo otra voluntad que no sea la de servir a mi pueblo, a mi tierra”.

 

El casino estuvo repleto de vecinos de la localidad, representantes del tejido comercial y asociativo de Mislata además de compañeros de otros municipios que apoyaron de una manera contundente a López Bronchud.